Cuatro razones para adoptar la tecnología en la nube para la colaboración en la cadena de suministro en tiempo real

La mayor complejidad de las cadenas de suministro y la no sostenibilidad de la tecnología obsoleta son dos de los factores que llevan a dicha adopción, según Supply Chain Brain.

A medida que los fenómenos meteorológicos extremos y las pandemias hacen que las cadenas de suministro sean menos predecibles, las empresas se asocian con organizaciones externas para gestionar estos retos de forma eficiente y rentable. Los nuevos socios añaden complejidad a una cadena de suministro ya de por sí elaborada, que requiere una comunicación perfecta entre sus muchas partes móviles. Pero la mayoría de las empresas siguen dependiendo de procesos manuales y tecnologías heredadas, lo que hace casi imposible la colaboración en tiempo real.

La llegada de las redes empresariales en plataformas en la nube permite la visibilidad en tiempo real de las condiciones de la cadena de suministro, lo que permite a las organizaciones responder ágilmente y añadir millones a sus líneas superiores e inferiores. Supply Chain Brain expuso cuatro razones para hacer el cambio a la nube.

Las cadenas de suministro son cada vez más complejas. La pandemia de covid-19 ha puesto de manifiesto las numerosas debilidades y vulnerabilidades de las cadenas de suministro actuales. Pero incluso antes de que apareciera el virus, las empresas tenían que enfrentarse a una serie de incertidumbres en la cadena de suministro, como políticas comerciales impredecibles, preferencias complejas de los consumidores y ciclos de vida más cortos de los productos. Para competir en este desafiante entorno, los líderes empresariales buscaron formas de hacer que sus cadenas de suministro fueran más adaptables.

Muchos optaron por incorporar fabricantes por contrato, proveedores clave y proveedores de logística en un esfuerzo por conseguir mejoras operativas y de balance, beneficios en los resultados y una mayor rapidez en la comercialización. Una encuesta reciente realizada por SAP y Oxford Economics reveló que más del 50% de las empresas subcontratan al menos una cuarta parte de su producción, y a menudo mucho más. También suelen subcontratar gran parte del embalaje, la gestión del inventario y la gestión de la logística de entrada.

Para adaptarse a estos cambios, las empresas han tenido que modificar sus modelos de negocio y reconfigurar sus cadenas de suministro. Los fabricantes por contrato prestan ahora servicios de logística y mantenimiento, y las empresas de logística se encargan del ensamblaje, la confección de kits, el control de calidad y la gestión de la conformidad. Los fabricantes de equipos originales (OEM) están descargando la producción para concentrarse en el diseño, la ingeniería y la comercialización, y a menudo facultan a sus proveedores para abastecerse de materiales sobre la base de contratos negociados por los OEM.

La tecnología obsoleta ya no es sostenible. Las tecnologías empresariales de los años 90 hicieron maravillas para promover la eficiencia empresarial dentro de las cuatro paredes de la empresa. Pero ahora que la competitividad depende cada vez más del rendimiento de la cadena de suministro, los procesos y tecnologías de una época anterior son hoy insuficientes.

La encuesta de SAP/Oxford Economics demostró que el 32% de las organizaciones siguen utilizando procesos manuales como el teléfono, el correo electrónico y las hojas de cálculo como medio principal para colaborar con socios externos en los procesos clave de la cadena de suministro. Otro 48% utiliza tecnologías heredadas, como los portales de proveedores locales y el intercambio electrónico de datos (EDI, la sigla en inglés). También es habitual que las empresas, incluso las grandes, utilicen el correo postal y el fax para comunicarse con sus socios clave de la cadena de suministro.

Las hojas de cálculo y el EDI desempeñaron un papel importante en períodos anteriores de desarrollo empresarial para reducir la latencia de la información comercial. Pero la sincronización de datos entre fabricantes y proveedores todavía puede llevar días o semanas con esta tecnología. Esto no es suficiente para las cadenas de suministro que necesitan reaccionar a las condiciones del mundo real en un instante.

Los procesos y tecnologías heredados pueden proporcionar a los proveedores visibilidad de las previsiones de demanda de los fabricantes a cuatro o cinco meses vista. Pero hoy, los proveedores necesitan integrar los datos de los OEM en tiempo real en sus propios procesos de planificación para seguir siendo competitivos y conseguir el aumento de ventas y la reducción de costes que persiguen. Además, estos datos en tiempo real tienen que estar orientados a la demanda, respondiendo a las tendencias que cambian rápidamente.

La computación en nube permite la conectividad en red en tiempo real entre los participantes en la cadena de suministro. Con la información en tiempo real que llega a través de las redes empresariales y las plataformas en la nube, los participantes en la cadena de suministro tienen acceso instantáneo a los datos sobre las condiciones cambiantes del negocio y pueden reaccionar en consecuencia.

Los antiguos procesos no consiguen remediar las carencias y los excesos. Sólo el 26% de los ejecutivos de empresas califican la colaboración de su organización con los principales proveedores como muy eficaz para mitigar el potencial de escasez y exceso de inventario, según la encuesta de SAP/Oxford Economics.

Es que, en las cadenas de suministro actuales, en las cuales la demanda imprevisible se ve agravada por los fallos logísticos, el tiempo lo es todo. Los gestores de la cadena de suministro deben mantener altos niveles de velocidad, precisión y rentabilidad para sus productos. Eso es imposible cuando los participantes en la cadena de suministro tienen que esperar días o semanas para analizar los datos transmitidos.

En un entorno sin acceso a información en tiempo real, las empresas se ven obligadas a tener un exceso de existencias y a realizar inversiones adicionales en espacio de almacenamiento, lo que les impide optimizar los inventarios y los costes.

Los procesos tradicionales y las tecnologías heredadas adoptan una visión lineal de las cadenas de suministro, creando silos de información y lagunas en las que los responsables de la cadena de suministro pierden de vista a sus socios, así como los bienes y materiales de los que son responsables. Los sistemas digitalizados basados en la nube ven la cadena de suministro como una red conectada, lo que permite a los equipos trabajar juntos de forma colaborativa e innovar los procesos en todos los eslabones de la cadena, desde la planificación y el abastecimiento hasta la fabricación, la distribución y la logística. Así, las empresas pueden minimizar los riesgos en el momento en que surgen.

La visibilidad es fundamental para el éxito empresarial. Sin acceso a los datos de la cadena de suministro en tiempo real, la falta de visibilidad y control resultante conduce a la incertidumbre en torno al suministro de materiales críticos, a la volatilidad de la demanda de bienes y servicios y a la limitación de la capacidad de fabricación y logística.

Sin la capacidad de prever la demanda con exactitud, las empresas se arriesgan a tener un excedente de existencias costoso y derrochador, al tiempo que pierden posibles oportunidades de negocio.

Los costes adicionales en los que incurren las empresas como resultado de estas ineficiencias a menudo significan que no disponen de recursos suficientes para invertir en la mejora de las plantas, la adquisición de nuevos equipos y el diseño de innovaciones de productos. El ciclo de caja se alarga, erosionando los márgenes de beneficio y los niveles de competitividad. En cambio, con una visibilidad centralizada, transversal y en tiempo real de los pedidos y las necesidades de los clientes, las organizaciones pueden responder a las condiciones del momento.

Ver el artículo completo en https://bit.ly/3oUQWPK

Para #SCMThink: Claudio Lobos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *