Última milla en el e commerce: aspectos cruciales al contratar un transporte

Incrementar el conocimiento sobre las ventas on-line a través de todas sus áreas.

Tal fue el objetivo del eShow México 2021, edición digital, donde ejecutivos del comercio electrónico y otros especialistas coincidieron en la importancia de clarificar las expectativas de los plazos de entrega y cumplir con los tiempos prometidos. Añadieron que, si se ofrecen envíos con un período de varios días, se debe proporcionar al cliente las herramientas para rastrear la entrega; así se evitarían problemas y aumentaría la satisfacción del consumidor.


En el encuentro, se abordó el servicio de última milla en el e-commerce como un ámbito en continua evolución, así como su adaptación a las últimas tendencias del mercado y nuevas innovaciones tecnológicas.
Alia Sánchez, gerente de e-commerce & marketplaces de Actual Group, explicó que empresas grandes o pequeñas que están considerando el comercio electrónico como un canal de venta deben optimizar y mejorar sus prácticas. En tanto, Arturo Martínez, coordinador de proyectos de apoyo a la competitividad en la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior del Estado de Guanajuato, recomendó a las empresas contratar servicios de un proveedor de última milla, pero que antes revisen el tema de la gestión de la logística. La digitalización de procesos, optimización y planificación de rutas, son temas de prioridad antes de la contratación, comentó Martínez. En consecuencia, los proveedores de última milla deben utilizar big data, métricas y la nube para gestionar la logística de principio a fin.
Para Joaquín Acosta, gerente divisional de logística last mille de Walmart, hay cinco factores que toda empresa debe tener presente al momento de contratar un proveedor.


Uno es la atención al cliente: “Los operadores del transporte son una extensión de la compañía. Son los únicos que ven a los consumidores al momento de hacer una compra, ahí radica la importancia de la capacitación de todos los empleados”.


También mencionó el dominio de la zona o región: los transportistas deben conocer perfectamente las zonas de entrega. Esto se traduce en ruteros y repartos eficientes.


Un tercer factor es la capacidad de reacción: es importante tener un aliado que tenga una flota robusta para poder reaccionar en los peaks de demanda, ya que se mueve de manera inesperada y los proveedores tienen que ser capaces de enfrentar estos retos.


La cobertura y los tiempos de respuesta son otro elemento por considerar: ¿qué tan rápido el proveedor puede poner y quitar una unidad? Esta interrogante es importante al existir transportistas que ofrecen servicios en cuestión de horas y minutos. El aliado tiene que ser capaz de reaccionar de manera rápida.


Finalmente -propone Acosta-, está la rentabilidad: ¿cuánto cuesta cada entrega? Esto dependerá completamente del esquema en el que se contrate el servicio de última milla en el e-commerce.

Fuente: thelogisticsworld.com – http://ow.ly/ExSm30rNyTB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *