Tucumán es el epicentro del negocio azucarero en Argentina

El año pasado, el rubro en el país vecino cosechó poco más de 23,3 millones de toneladas de caña sobre unas 360 mil hectáreas, con Tucumán teniendo un peso específico cercano al 70% de la torta. En el mundo, Brasil es el líder en la producción de caña de azúcar a razón de 2 de cada 10 toneladas. A su vez, domina casi el 50% del comercio mundial, con más de 40 millones de toneladas de azúcar equivalente.

Desde principios de los años noventa hasta 2008, el sector azucarero protagonizó un fuerte crecimiento, el que alcanzó un 83%. Fue así como el sector logró moler cerca de 30 millones de toneladas de caña y obtener 2,4 millones de toneladas equivalentes de azúcar.

Pero, desde entonces, hay una leve tendencia a la baja. Entre 2006 y 2017, el promedio fue 2,1 millones. Mientras tanto, en la última zafra se ubicó en torno a los 2 millones de toneladas de azúcar equivalente. Ese monto se traduce en un negocio anual de más de US$1.000 millones, dotado de cerca de 16.000 puestos de trabajo directos.

En ese marco, la industria vivió su propia transformación, a partir de una mayor participación del negocio etanolero en la ecuación. Asimismo, en las últimas dos décadas hubo numerosos cambios de manos en la propiedad de los ingenios.

Los primeros diez grupos sucro-alcoholeros, ocho de ellos argentinos, son dueños de 15 de los 22 ingenios que siguen en pie y explican el 90% de la zafra 2021. Lidera la industria el grupo Los Balcanes, que posee los ingenios de La Florida, Cruz Alta y Aguilares, y que produjo 3,42 millones de toneladas en la zafra 2021. Pertenece al matrimonio tucumano conformado por Jorge Rocchia y Catalina Lomac, y por primera vez se situó como el mayor grupo del sector azucarero.

El año pasado, todo el rubro cosechó poco más de 23,3 millones de toneladas de caña sobre unas 360 mil hectáreas, con Tucumán como epicentro del negocio y un peso específico cercano al 70% de la torta.

En el mundo, Brasil es el líder en la producción de caña de azúcar a razón de 2 de cada 10 toneladas. A su vez, domina casi el 50% del comercio mundial estimado, con más de 40 millones de toneladas de azúcar equivalente. Mientras, Argentina sólo aporta un punto del volumen total cosechado y tiene una muy baja incidencia en las exportaciones.

La industria sucro-alcoholera no sólo refina azúcar para uso industrial y hogareño, en ese orden, también produce el bagazo que deviene en energía o papel, jarabes y alcoholes, con el cada vez más popular etanol en el escenario. Sólo en 2021, las destilerías produjeron 488 millones de litros destinados a abastecer a clientes como YPF, Shell y Pan American Energy Group. Por otro lado, firmas como The Coca Cola Company y PepsiCo, a través de sus embotelladoras, siguen siendo los principales demandantes del azúcar refinado crucial para la elaboración de las bebidas gaseosas.

Leer el artículo completo en https://bit.ly/34yQwHq.

Para #SCMThink: Claudio Lobos Romero

El cultivo de la soja tendrá un año difícil en Argentina (scm-think.com)

#CorredorBTC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *