Paraguay enfrenta la detención de exportaciones de carne a Rusia ante la incierta situación político-bélica

Por el momento, no se están haciendo envíos del producto a Rusia, dada la suspensión del sistema bancario de este país, uno de los principales importadores de la carne paraguaya, pues anualmente compra más de 70 mil toneladas del producto, lo que representa unos US$300 millones.

La invasión rusa a Ucrania está teniendo varios efectos en la economía internacional. Uno de ellos es el que afecta directamente a los exportadores de carne bovina de Paraguay, país que en 2021 hizo envíos de dicho producto al exterior por más de 1.598 millones de dólares.

La consecuencia, en este caso, es que ya no se puede vender carne bovina a Rusia, dado que, con la suspensión del sistema bancario de este país, los exportadores paraguayos no podrán cobrar por sus envíos. Ante la noticia de que Rusia fue excluida del sistema internacional de pagos, automáticamente se detuvieron los envíos a ese mercado. “Queda totalmente suspendida hasta que Rusia y los exportadores puedan encontrar un mecanismo legal para reanudar el comercio. Creo que las sanciones económicas incluso van a ser más severas, de aquí a un tiempo”, afirmó el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) de Paraguay, José Carlos Martin.

Los bancos rusos están siendo eliminados del sistema Swift, que permite la conexión en el sistema bancario para las operaciones financieras, lo que les impedirá hacer transacciones en todo el mundo. Esta es una medida resuelta por Estados Unidos, la Unión Europea e Inglaterra, que impedirá las operaciones internacionales de los bancos rusos.

En este momento, hay 145 contenedores con carne paraguaya en tránsito hacia Rusia, por los que se deberían cobrar 30 millones de dólares, indicó el medio del país sudamericano La Nación.

“La situación hará necesario buscar mecanismos de cobro especiales, por un lado, y explorar nuevos mercados para no depender tanto de ese comprador”, el que está marcado por la incertidumbre pues no se sabe qué ocurrirá con la situación bélica y política en el corto plazo, agregó el diario.

Rusia es uno de los principales importadores de la carne paraguaya, ya que anualmente adquiere más de 70 mil toneladas del producto, lo que representa unos 300 millones de dólares. Antes de la pandemia, Paraguay le vendía 100 mil toneladas de las 250 mil que se exportaban a nivel general.

La paralización del comercio de carnes con Rusia tendrá fuertes repercusiones en el sector pecuario paraguayo, si la situación bélica continúa y el castigo que ha recibido el sistema bancario ruso permanece invariable.

Diversos actores llaman a buscar con rapidez nuevos mercados para la carne y otros productos. Otros artículos de exportación que van a otros países también se verán perjudicados por la inestabilidad causada por la guerra. Desde la Cámara Paraguaya de la Carne, se planteó que las gestiones para vender carne bovina a Estados Unidos están muy adelantadas y que, si se logra ese objetivo, se podría paliar el golpe recibido por las exportaciones a Rusia.

Inicialmente Estados Unidos compraría carne industrial, pero se espera que posteriormente adquiera carne premium, que irá directo al consumidor final. Cuando se afiance el mercado, luego de un año, y si no hay problemas sanitarios, se optaría por enviar los productos al mejor pagador.

Leer la noticia original en https://bit.ly/3vwCJvU.

Para #SCMThink: Claudio Lobos Romero

Foto: https://vivapy.wordpress.com/2022/03/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *