El negativo impacto de la crisis de las fábricas de Vietnam en grandes marcas internacionales

0
(0)

Debido a la pandemia de covid-19, muchos trabajadores inmigrantes han huido de las plantas de calzado y ropa, entre otras. La producción de Nike se ha reducido en 180 millones de pares de calzados y firmas como Apple podrían ver interrumpidas sus entregas.

Un reciente artículo de Bloomberg da cuenta de cómo la crisis de las fábricas de Vietnam, iniciada a raíz de la pandemia de covid-19 y agravada con la huida de los trabajadores inmigrantes, está incidiendo negativamente en la producción de grandes empresas como y acrecentando los problemas en una cadena de suministro global ya desordenada.

“Que los pantalones de yoga y las Air Jordans aparezcan bajo los árboles de Navidad en Estados Unidos y Europa puede depender de los trabajadores vietnamitas de las cadenas de montaje, como Le Thi My”, dice el texto. My es parte del éxodo de empleados de fábricas que han retornado a sus pueblos de origen desde el cinturón industrial del sur de Vietnam, epicentro del peor brote de coronavirus del país. Millones de personas más están a punto de seguirlo, ya que las restricciones de movilidad de meses que confinaban a los trabajadores en viviendas estrechas se han suavizado recientemente.

“No nos quedaba casi nada más que el miedo”, dijo My, quien regresó a su casa en la provincia de Tay Ninh, junto a la frontera con Camboya, tras abandonar Ciudad Ho Chi Minh. “Vimos morir a mucha gente de covid-19 en nuestro barrio”.

“La huida del corazón industrial de Vietnam en el sur -el Gobierno estima que más de 2 millones pueden desalojar- siguió a un cierre cada vez más estricto que comenzó en julio para combatir la variante delta. Las fábricas se ralentizaron o cerraron, eliminando meses de producción para empresas como Nike Inc. y agravando los problemas en una cadena de suministro global ya desordenada”, dice el artículo.

Ahora, las empresas están implorando a trabajadores como My que vuelvan para lo que normalmente sería el punto máximo de producción de ropa de invierno y regalos de Navidad. El Gobierno incluso está ofreciendo transporte de vuelta y las empresas están aumentando los salarios y beneficios, pero poco está funcionando.

Camilo Lyon, un analista de BTIG, estimó que sólo la producción de Nike ya se ha reducido en 180 millones de pares de calzados. “Nadie entiende cuán rápido, o lento, será el aumento de la producción”.

Aunque es pequeño, Vietnam desempeña un papel muy importante en la economía de consumo mundial, ya que suministra todo tipo de productos, desde muebles de Walmart Inc. y zapatillas deportivas de Adidas hasta teléfonos inteligentes de Samsung Electronics. Después de China, es el segundo mayor proveedor de ropa y calzado de Estados Unidos, según la Asociación Estadounidense de Ropa y Calzado. Su importancia aumentó durante la guerra comercial entre Estados Unidos y China, ya que la fabricación se trasladó allí para evitar los aranceles.

“En este momento, poco pueden hacer marcas como Nike, que recientemente recortó su previsión de ventas en gran medida por la falta de productos procedentes de Vietnam. Las fábricas de otros países están sobrecargadas de pedidos, y se necesitarían meses para formar a los trabajadores y trasladar la maquinaria”, afirma Bloomberg.

¿NORMALIZACIÓN? A MEDIADOS DE 2022

La falta de producción será especialmente evidente en los minoristas en diciembre y se extenderá hasta bien entrado el primer trimestre, según Lyon, quien proyectó que la producción de Vietnam no se normalizaría hasta mediados de 2022. El impacto total de este trastorno no se ha reflejado en las acciones de las empresas de ropa y calzado con gran exposición a Vietnam, dijo Lyon.

Los cierres de fábricas también podrían afectar a empresas tecnológicas como Apple, que podrían ver interrumpidas las entregas del iPhone 13 debido a los cierres de los proveedores de componentes.

De todos modos, con el alivio de las restricciones a principios de mes, la producción está aumentando en algunas fábricas. Pouyuen Vietnam, una unidad de la taiwanesa Pou Chen Corp, el mayor fabricante de calzado deportivo del mundo, reanudó la producción el 6 de octubre con no más del 30% de sus trabajadores, según el sitio web de noticias vietnamita Zing. Más de 40.000 trabajadores no han regresado, y es posible que la empresa no alcance su objetivo de funcionar a plena capacidad a mediados de noviembre.

Sin embargo, hay indicios de que la situación puede mejorar. Los parques industriales y las zonas de procesamiento de exportaciones de Ciudad Ho Chi Minh informaron que cerca del 57% de los trabajadores habían regresado hasta el 6 de octubre, frente al 24% que había antes de la relajación de las restricciones, según el centro de medios de comunicación de la ciudad.

Aunque la pandemia está empezando a remitir -los nuevos casos diarios de este mes han descendido a una media de 5.000, frente a los 10.800 de septiembre-, el país debe seguir acelerando su programa de vacunación. El Gobierno ha dicho que espera vacunar completamente al 70% de los adultos para fines de marzo de 2022.

Ver el artículo original en https://bloom.bg/3aMchmD

Para #SCMThink: Claudio Abarca

#EtiquetaMarketingGroup

Que tan útil le pareció esta nota?

Clickee y vote

Puntaje promedio 0 / 5. Recuento de votos 0

No hay votos, sea el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *