Investigación académica: la realidad aumentada y su efectividad en el
sector minorista

Investigadores de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong y de la Universidad de Gestión de Singapur publicaron un artículo que identificó cuatro usos generales de la realidad aumentada (RA) en el entorno minorista.


El estudio “Realidad aumentada en el comercio minorista y su impacto en las ventas”, publicado en el Journal of Marketing, expone como primer uso entretener a los clientes: la RA transforma los objetos estáticos en tridimensionales animados o interactivos. Esto ayuda al área de marketing a crear experiencias frescas que cautiven a los consumidores.

Otro uso es educar a los consumidores: al ser un formato interactivo y de inmersión, la inteligencia artificial RA también es un medio eficaz para entregar contenido e información a los clientes.

La realidad aumentada también sirve para facilitar la evaluación de productos. Las empresas utilizan el entorno físico como telón de fondo para los elementos virtuales y la inteligencia artificial ayuda a los usuarios a visualizar cómo aparecerían los productos en sus contextos de consumo reales para evaluar con precisión antes de la compra. La aplicación Ikea Place, por ejemplo, usa RA para superponer modelos tridimensionales de muebles a escala real en una vista en vivo de las habitaciones de los
clientes. Con la herramienta, los compradores pueden determinar fácilmente si los objetos encajan en un espacio sin tomar ninguna medida.

El cuarto uso es mejorar la experiencia de consumo posterior a la compra: la realidad aumentada se puede utilizar para mejorar y redefinir la forma en que se experimentan o se consumen los productos una vez comprados.

Así lo ha hecho Lego, que lanzó varios conjuntos de ladrillos diseñados que
combinan el juego físico y virtual; a través de la inteligencia artificial y la aplicación RA complementaria, los personajes animados de la marca cobran vida e interactúan con los sets físicos, creando una experiencia de juego completamente nueva.


La investigación determinó que hay evidencia de que la inteligencia artificial y la RA en el sector retail es más efectiva cuando la incertidumbre relacionada con el producto es alta, de modo que las organizaciones pueden usar estas tecnologías para reducir la inseguridad del cliente y mejorar las ventas.

Fuente: thelogisticsworld.com – http://ow.ly/iHje30rN9Jz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *