Contenedores de transporte plegables surgen como alternativa ante problemas de las cadenas de suministro

5
(33)

Ya hay empresas que están probando esta tecnología, aunque sus costes iniciales más elevados y la indecisión a la hora de adoptar un nuevo modelo de negocio han impedido que se conviertan en algo habitual.

Pocas herramientas de la economía mundial han sobrevivido sin grandes innovaciones tanto tiempo como el contenedor marítimo. Los problemas de abastecimiento en todo el mundo ofrecen la oportunidad de poner a prueba esa capacidad.

A medida que los puertos, las estaciones ferroviarias y los almacenes se atascan con las cajas metálicas estandarizadas, tanto vacías como llenas de mercancías, todo parece alinearse para un producto que era difícil de vender antes de la pandemia: los contenedores de transporte que se pliegan en forma de acordeón o son plegables hasta una quinta parte de su tamaño habitual. Al menos, eso es lo que esperan sus promotores.

Según las estimaciones de Drewry, consultora que provee servicios a la industria marítima y de la cadena de suministro, casi el 27% de los 862 millones de cajones medidos en unidades equivalentes a 20 pies que pasarán por los puertos del mundo este año estarán vacíos. El coste para la industria naviera de llevarlas a los lugares donde se cargarán es de unos 20.000 millones de dólares, según ha calculado Boston Consulting Group. Muchos pasarán días o semanas ocupando espacio en zonas de espera y almacenes ya saturados, lo que agravará los retrasos en las cadenas de suministro.

Todo esto tiene a los ejecutivos, desde Amazon.com Inc. hasta el fabricante de muñecos inspirados en la cultura pop Funko Inc. y el productor de leche alternativa Oatly, luchando por conseguir los contenedores necesarios para transportar sus productos.

“Podemos resolver parte de este desequilibrio, o al menos la ineficacia del transporte aéreo”, afirma Hans Broekhuis, director general de Holland Container Innovations Nederland BV, conocida como 4Fold. En 2013, las cajas metálicas de 40 pies de 4Fold se convirtieron en las primeras unidades plegables en obtener la certificación de la Convención de Seguridad de Contenedores y de la Organización Internacional de Normalización, entre otras, cumpliendo las normas exigidas por las navieras, las terminales y las compañías ferroviarias. Más de quince transportistas y cargadores que navegan por sesenta puertos de todo el mundo están probando los contenedores ecológicos de la empresa de Delft (Países Bajos), que pueden plegarse hasta una cuarta parte de su volumen, ocupando menos espacio en camiones, barcos y muelles.

Estas ventajas hicieron que Jim Hagemann Snabe, presidente de la mayor naviera del mundo, A.P. Moller-Maersk, se refiriera el año pasado a los contenedores plegables como el “sueño de la industria naviera”. Al mismo tiempo, fabricantes de bienes de consumo como Procter & Gamble Co. también están probando esta tecnología.

A pesar de que los transportistas y los cargadores tienen esperanzas, los costes iniciales más elevados y la indecisión a la hora de adoptar un nuevo modelo de negocio han impedido que los contenedores plegables se conviertan en algo habitual.

A medida que las empresas se ven más presionadas para encontrar respuestas a los problemas de la cadena de suministro, las ventajas de invertir en una nueva tecnología podrían ser menores, dice Santtu Seppala, director de estrategia de la empresa de contenedores plegables Staxxon LLC. Después de que sus contenedores de 20 pies obtuvieran la certificación completa en el momento álgido de la pandemia, la empresa con sede en Montclair, Nueva Jersey, tiene previsto sacarlos al mercado el año que viene. La empresa tiene docenas de compradores potenciales que han manifestado su interés, expone.

“Nuestra solución no sólo ayudaría en gran medida a aliviar la crisis actual, sino que también contribuiría en gran medida a evitar que se produzca una crisis similar en el futuro”, dijo Seppala.

Los contenedores de transporte marítimo han permanecido casi sin cambios desde que la Asociación Marítima Internacional los estandarizó hace unas cinco décadas. En un sector que McKinsey & Co. califica de “profundamente conservador”, en el que “los cambios sólo se producen lentamente”, sus homólogos plegables han tenido dificultades para ganar impulso.

Según Shao Hung Goh, profesor de logística y cadena de suministro de la Universidad de Ciencias Sociales de Singapur, los transportistas podrían ahorrar hasta un 57% en costes de transporte interior si recurrieran a los contenedores plegables. A pesar de los mayores costes de compra y mantenimiento anual, las unidades plegables seguirían siendo una opción más rentable, según su investigación.

La cuestión sigue siendo definir cuál es la combinación óptima de contenedores plegables y normales que los transportistas deben mantener en su inventario, sostiene Goh. Si se utilizan muy pocas o demasiadas cajas plegables, los costes de compra podrían contrarrestar los beneficios. “Habría que encontrar otros tres contenedores plegables para hacer el mismo viaje”, plantea.

Ver el artículo completo en https://bit.ly/3kT1HQd

Para #SCMThink: Claudio Lobos

#EtiquetaMarketingGroup

Que tan útil le pareció esta nota?

Clickee y vote

Puntaje promedio 5 / 5. Recuento de votos 33

No hay votos, sea el primero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *